Métodos de Estudio: Tu Pasaporte Al Aprendizaje

Métodos de Estudio: Organiza tus hábitos

Si bien existen cientos de métodos de estudio que nos llevan al éxito en diferentes campos, debemos iniciar desde la raíz y tomar en cuenta que un método es un “ritual” y para que éste ritual funcione debes hacer una evaluación de ti mismo, tu vida y cómo estás aprovechando tu tiempo libre, o mejor dicho, si estás administrando lo suficientemente bien tu tiempo.

Cuando nos volvemos adultos, ya sea en cualquiera de sus estadios, adulto temprano o medio, es cuanto menos control de lo externo tenemos, es decir, si ya te encuentras viviendo solo y haciéndote cargo de un sinfín de cosas que requieren de tu atención, debes generar métodos para cumplir a cabalidad con todas tus responsabilidades que más que un normativo es una necesidad. Los métodos al principio pueden parecer difíciles, pero ten en cuenta esto: tu cerebro después de 23 días ejecutando una misma acción, va flexibilizándose y amoldándose al cambio de manera que se convierte en un hábito; arma de doble filo a su vez, porque debes tener en consideración qué hábitos estás agregando a tu repertorio y si representan un cambio positivo o negativo.

Métodos de Estudio: Aprende a conocerte

Ahora bien, cuando hablamos de métodos de estudio, hacemos mención a potenciar todas esas características y estrategias que tenemos de atención, retención y entendimiento para adquirir conocimientos de manera sencilla y sin tantas elaboraciones (memorización del contenido sin el entendimiento). Por tanto, en tu vida de estudiante ya debes tener una idea para cuáles cosas eres bueno y para cuáles no tanto y porque nunca se es malo en todo, con práctica todo es posible. Una vez hayas detectado todas las características que te impulsan a entender y procesar mejor un contenido no debes dejar de llevarlas a cabo.

En la vida cotidiana es importante generar métodos mediante el control de ciertas habilidades, un factor que te ayudará a solidificar más tus métodos de estudio es el tiempo que tienes y cómo lo administras. Por ello, es importante que inicialmente, comiences a hacer una lista de las cosas que haces día a día y el tiempo que ocupas en ello, hacer énfasis en si la actividad que estás realizando se puede hacer en menor tiempo posible para así abarcar otra actividad, todo es cuestión de análisis y agrupación.

Métodos de Estudio: Tus hábitos son importantes

Si quieres que estudiar se convierta en un método, designa un espacio cómodo y una hora para ello y comprométete contigo mismo a estudiar dentro de ese espacio-tiempo. Para que puedas ser más eficiente, utiliza métodos de estudio que puedan ayudarte a aprender mejor en menos tiempo tales como mapas mentales o conceptuales, esquemas, fichas, debates con un compañero o realiza diapositivas con contenido sintetizado.

¿Cómo desarrollar métodos de estudio?

Lograr desarrollar un método de estudio dependerá de la variabilidad y la aplicación de distintas estrategias para crear un único fin: el éxito académico. A continuación te mencionaremos algunos consejos que pueden mejorar significativamente tus Métodos de estudio y por consiguiente, te ayudarán a desarrollar de forma más eficiente todos tus aprendizajes.

  • Dormir lo suficiente: Te sorprenderá que esta sea la primera estrategia sugerida y es que es una de las más importantes, para poder aprender el cerebro necesita descansar correctamente. Entre las 9:00pm y 11:00pm el cerebro segrega la hormona encargada de dar reparación y disminuir los niveles de cortisol, para así levantarte fresco y renovado y poder procesar una nueva información. Si bien algunas personas suelen dormir menos que otras, se recomienda al menos poder respetar este intervalo de tiempo donde el cerebro puede garantizar un mayor funcionamiento al despertar, además el sueño ayuda a potenciar los procesos de análisis y memoria.
  • Crea tus propios apuntes: Si has prestado atención a la lección explicada, probablemente habrás hecho las preguntas correctas para llegar al punto final, el entendimiento. Crear tu propio análisis o bien síntesis de cada clase, te ayudará desde tu propia comprensión, es por ello que es 100% recomendable como método de estudio que te encargues de realizar tus propios resúmenes y si faltaste a una de las clases es preferible preguntar el título del tema que se estudió ese día a quitarle los apuntes a un compañero de clases, ya que estarán descritos bajo su entendimiento y puede que no en todos los casos sea similar al tuyo.
  • No estudiar demasiado a la vez: Saturarte de información no hará que aprendas progresivamente, esta es una de las características por las cuales los métodos de estudios son una necesidad, utiliza cierto tiempo de tu día, una hora o dos para estudiar contenido, querer aprender todo en un solo día es una decisión que evidentemente va a llevarte al fracaso.
  • Estudia lo que te parezca más difícil primero: Como este contenido es el que requiere de mayor esfuerzo, si inicias con él contenido tendrás más energía mental y así un mayor entendimiento y dominio del tema.
  • Establece un horario de estudio: Trata de estudiar siempre en los mismos horarios, así moldearás y habituarás a tu cerebro para estar mentalmente preparado para aprender algo nuevo.
  • Haz un plan de estudio: Como en los puntos anteriores hablamos del contenido y las horas a estudiar, pues también es hora de organizar qué vamos a estudiar en los horarios que nos planteamos. Realizar una cartelera con el contenido que vas a estudiar cada día es uno de los métodos de estudio que te anticipa al éxito y te mantiene preparado incluso para el dinamismo de intervenir en clases.
  • Elimina las interrupciones: Hazle saber a tus amigos y familiares las horas que has pautado como método de estudio y tómatelas en serio, de igual forma no hay problema, si mantienes tu convicción el método estará consolidado en 23 días.

Una vez interiorizados estos métodos de estudio, lograrás desarrollar habilidades que ignorabas tener. Atrévete a ir más allá e incluso te invitamos a soñar y atreverte a aprender japonés, aprender coreano u optar por una de las cientos de becas universitarias disponibles para todos aquellos que logan una disciplina de estudio firme y constante.

Como conclusión, los beneficios de tener métodos de estudio son cada vez mayores, te ayudan a sentirte más preparado a la hora de intervenir en clases, un examen sorpresa o una pregunta aleatoria por parte de tu profesor. Con esto reduces la cantidad de estrés que puede ocasionarse no estar preparado ante una actividad y mantiene el orden en tu tiempo de manera que puedas ser exitoso en diversos ámbitos de tu vida cotidiana.

 

¿Buscas una forma de financiar tus estudios o tener ingresos extra online? Si estás interesado, ingresa aquí